paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

domingo, enero 27

A veces ocurren cosas curiosas con las aves raras o escasas debido a flujos notorios, como que se vean 2 gaviotas de Delaware distintas o dos colimbos diferentes en días próximos. Pues eso ocurrió esta semana con la garceta grande. Sólo había 2 citas previas de esta especie en el estuario avilesino (mayo y noviembre), pero esta semana se presentaron 2 ejemplares: 1 inmaduro el lunes y al menos desde el viernes 1 ad (ver foto de David). Es curioso como son aves esquivas en embalses o grandes ríos, pero aquí se dejan ver a pocos metros.

A principios de semana aún andaba el charrán común adulto por aquí (ver fotos de Iván y David).



La mayoría de los somormujos siguen en plumaje invernal (ver fotos de Iván y David), pero ya hay alguno espectacular con sus golas nupciales.



También andan guapos algunos cormoranes grandes (ver foto de Iván). Un inmaduro estaba anillao (ver foto).



Cormoranes moñudos se ven de todas las edades. Algunos de 2º invierno tienen moños nupciales tan desarrollados como los adultos (ver foto de David).

Entre los zarapitos reales siguen los enfrentamientos (ver foto). Es curioso que las peleas que vi esta semana estaban protagonizadas por aves distintas a las de las semanas pasadas.

Con tantos días de lluvia (llevamos más de 2 semanas casi sin parar) la charca de Zeluán está a tope de agua (ver foto de Iván).

Y hablando de charcas, cuando llueve mucho se recargan humedales estacionales. Sabíamos que dentro de la cantera del Estrellín había charcas en invierno, pero nuestra sorpresa fue gorda cuando descubrimos que esa charca era ahora una gran laguna (ver foto).

Una de las cosas que prestan de nuestro proyecto Mazarico es ver el día a día de las mismas aves, como el bando de 12 archibebes claros (ver foto de David). También le cogimos cariño al grupo de 9 chorlitejos grandes; como los vemos tan cerca, podemos comprobar que aún no mudaron las cobertoras alares (ver foto), lo que señala la raza Ch .h. tundrae. También conocemos la composición de edades de los otros limícolas. Por cierto, que entre los correlimos comunes hay un joven cojo debido a que una anilla metálica le produjo una gorda inflamación.







P´acabar, una noticia sobre nuestras actividades: LVA.
 
Site Meter