paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

sábado, mayo 6






Hace un par de días el coacio Clemente Álvarez Usategui y yo contamos los bichos de la ría, siendo números muy similares a los de días atrás. Sin embargo hoy la cosa declina, y es que todo lo que sube baja: de límicolas había 80 Chorlitejos Grandes (más que los últimos días), 30 Chorlitos Grises, 27 Correlimos Gordos (al menos 3 de la raza C.c.canutus; los que parecen C.c.islandica son aves aún mudando), 425 Correlimos Comunes, 3 Correlimos Tridáctilos, 2 Combatientes hembras (una de 1º ver. –foto de arriba- y la adulta coja –foto debajo-; fijarse en color del dorso y patas para datarlas), 43 Zarapitos Trinadores (aún hay paso activo, pero en bajo nº), 121 Agujas Colipintas (hay muchas menos pero siguen ofreciendo espectáculo), 11 Andarríos Chicos, 24 Archibebes Claros, 24 Archibebes Comunes, 7 Vuelvepiedras (al menos 2 machos raza A.i.interpres).
De interés, comentar que Clemente pilló el día 1 el máximo de agujas (640 ex) y había nada menos que 5 Correlimos Menudos (especie rarilla en primavera).


Otras acuáticas hoy: 7 Cormoranes Grandes (1 de 2º ver. y resto de 1º ver.), 6 Cormoranes Moñudos (2 adultos, 1 de 2º ver. y 3 de 1º ver.), 1 Garceta Común de 1º ver., 1 Azulón macho en El Emballo, un bando de 9 Gaviotas Reidoras de 1º ver. con 2 Cabecinegras (1º ver. y 2º ver., deben ser las que estaban aquí hace dos días) y 1 Cana de 1º ver. (esta fue la sorpresa de la jornada; ver foto).

Las aves están muy inquietas debido a sus impulsos migradores, se espantan a veces sin motivo, incluso al paso de un enorme barco mercante. Pero en una ocasión sí fue justificada: el ataque de un Gavilán macho adulto. Vino a ras de agua desde Zeluán, tan pegado al agua que las aves que descansaban en La Llera no lo vieron hasta que no estaba entre ellas, pero no cogió ninguna. Siguió planeando pegado al suelo hasta ocurrir de nuevo lo mismo: otro bando no lo vio hasta que el Gavilán estaba encima ellas, pero ni aún así cogió nada. Dio la vuelta y volvió a ras de la playa hacia Zeluán. La mayoría de los lances de rapaces que vemos aquí no tienen éxito.
 
Site Meter