paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

miércoles, junio 9

Los cormoranes sí tienen glándula del aceite

Es normal leer en cualquier libro sobre aves marinas que los cormoranes tienen que poner sus alas a secar tras cada inmersión debido a que no tienen glándula uropigial, o al menos no es funcional, y al empaparse el plumaje bucean mejor. Esta es la teoría que se corroboraba con muchas horas de observación: sueles verlos limpiándose el plumaje con frecuencia, pero nunca extendiéndose sustancias para impermeabilizarse.

Hasta que ayer vi algo curioso en la Ensenada de Llodero: un ejemplar de 1º verano de la subespecie Ph.c.sinensis estuvo durante bastante rato cogiendo una sustancia oleosa de su uropigio y extendiéndosela por el plumaje (ver foto), como hacen muchas aves acuáticas. Un breve video lo podéis ver aquí.
Entonces me puse a rabilar por internet y encuentro un artículo donde confirma que los cormoranes sí tienen una glándula uropigial bien grande, del tamaño similar a las gaviotas: ver artículo aquí.
Recabando comentarios sobre el tema a expertos "cormoranólogos", el italiano Stefano Volponi (coordinador de la web europea de referencia sobre cormoranes) dice: "I think - perhaps - there is a misunderstanding ... the fact that cormorants need to dry the feathers does not mean they haven't uropygial gland and oil (they smell a very peculiar odour that is not too much different from the oil used to waterproof the Barbour coat) but they have not totally waterproof feathers that is a must for being able to pursuit large fish underwater".
De forma similar, otro insigne investigador, el holandés Stef van Rijn, afirma: "Cormorants have a glandula. Not much is known about it and it’s a misunderstanding that they don’t use it.
I don’t see that they use it often, although they often spent time to clean their feathers, so probably they do. When we caught cormorants for transmitter work, we also saw the glandula clearly. The fact that cormorants are drying the wings often, means that they probably become wet under water. They have to make sure that no air bubbles should be under the feathers that could lift them up while diving. They are excellent divers and the oil is probably not of that substance that air bubbles are kept under feathers. May be the oil is of another kind than other bird oil. Its interesting stuff but as I said, not much is known about it".
Ambos dicen que sí que tienen glándula uropigial y deben usarla a veces, extendiendo algo de aceite que segregan de ella; pero es probable que ese aceite sea diferente al que producen otras aves marinas, y desde luego que no les impermeabilizan del todo, para evitar que se formen burbujas de aire entre el plumaje y tengan que vencer la fuerza de subir mientras bucean.
En este tema también tiene que ver una estructura más abierta en las plumas. Podéis ver una discusión sobre esto en el siguiente artículo (que amablemente me envía Stefano): aquí.
O sea, que sí que tienen pero usan muy poco. Debe ser un balance entre el éxito en el buceo, la conservación del plumaje y su comportamiento.

3 Comments:

  • At 2:30 p. m., Blogger Nacho Vega said…

    Muy, muy, muy interesante Yepa.

    Muy buen trabajo de investigación, de recolección de información. Muchas gracias por enseñarnos algo que, la mayoría de nosotros, dábamos por supuesto: Que los cormoranes no usaban (o no tenían) uropigio.

    Felicidades.

    Nacho.

     
  • At 9:35 a. m., Blogger Antonio Sandoval said…

    Qué interesante, César. Enhorabuena por este post.

     
  • At 10:25 a. m., Blogger Marian said…

    Como dice el sabio refrán castellano, "nunca te acostarás sin saber una cosa más". :-)

    Muy interesante, César, gracias por ponernos al día a los que no sabíamos de la glándula en los Cormoranes.

     

Publicar un comentario en la entrada

<< Home

 
Site Meter