paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

viernes, abril 16

El fuerte viento Nordeste está alterando las previsiones normales de migración. Hay una fuerte borrasca junto a Portugal que debe lanzar a los migrantes hacia el Norte (viento de cola), pero al llegar al Cantábrico quedan frenados (viento de cara). Esta mañana registramos 2400 limícolas, pero contínuamente entraban correlimos comunes de la mar (había paso muy activo), así como charranes patinegros, por lo que el número subiría en las siguientes horas, como demostró espectacularmente Dani durante la tarde: en 4 horas, al menos entraron 1200 correlimos comunes, 400 chorlitejos, 100 correlimos tridáctilos, 300 archibebes, y 30 charranes. Y cayó el récord de chorlitejos patinegros: 11 ex. En total, contó 4291 limícolas, lo que iguala al 2º mayor conteo histórico en la ría. Impresionante lo que está ocurriendo estos días.

El resto de especies hubo pocas novedades, con el 1º zarapitín del paso y la aparición de 2 serretas medianas (raras en primavera). Lo mejor fue la presencia de un grupo de 4 espátulas (ver fotos de Xuán). Una estaba anillada (ver foto), y es curioso que a pesar de tener 6 años no tenía amarillo en la punta del pico. Como casualidad, estos cuatro ejemplares se unieron a otros 4 en su ruta y pararon al final del día en la ría de La Villa /Villaviciosa, observadas por Adolfo. Su anillador nos dice que las espátulas aún no llegaron a Holanda, por lo que deben seguir en Mauritania.

Además, también hoy había un paso notorio de golondrinas comunes al Este.


El macho de avoceta sigue por la zona, con un comportamiento más de descanso que de alimentación. Al igual que vio Dani el primer día, hoy estuvo un rato en la charca (ver foto).






Encontramos dos azulones muertos: el primero fue un macho en la Ensenada, sin sintomatologías externas apreciables (ver fotos). El segundo fue un pollito en la charca (ver foto), que viene a indicar algo que sospechamos desde hace tiempo: que aunque los depredadores se cobran su tributo, la mortalidad aparentemente natural debe ser apreciable.









Algo que la mayoría de los observadores no se suelen fijar, es en el deterioro progresivo de la vegetación halófila de La Llera. El pedrero sigue sepultando las plantas (ver fotos), por lo que cada vez hay menos (ver foto de la única Sarcocornia que queda en el Monumento Natural) y, como temíamos, está cercano el día en que desaparezcan todas, con la desidia de la Consejería de Medio Ambiente que sigue dejando impune este delito de la Autoridad Portuaria.



Mientras el pedrero destruye vida por una zona, al lado la erosión de la marea provocada por los dragaos del puerto está destruyendo la duna terciaria de San Balandrán (ver fotos).


 
Site Meter