paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

domingo, mayo 20


¡Por fin llegaron! Esta mañana Dani pilló la principal arribada del año: 1757 limícolas de 11 especies (ver fotos de correlimos, la primera de Ángeles). A lo largo del día varios ornitólogos más pasamos por allí, enviándome datos Ángeles y Jorge Valella. Llevamos 3 días de lluvia y nubes bajas, y viento flojo de componente Norte, que pudo tener que ver con esta llegada. El mar estado de la mar pudo hacer que entrasen los charranes.

El censo de la ría hoy fue: 1 ad. y 3 inm. cormorán moñudo (ver foto de Ángeles), el criollo, 6 machos y 3 hembras de azulones (con polladas algo crecidas de 7 y 10 crías, en la charca de Zeluán), 95 chorlitejos grandes, 24 chorlitos grises (ver foto con archibebes), 1258 correlimos comunes, 160 correlimos tridáctilos, 3 correlimos gordos, 8 zarapitos trinadores, 1 aguja colipinta, 55 vuelvepiedras (¡récord histórico para la ría!), 2 andarríos chicos, 148 archibebes comunes, 4 archibebes claros, 2 charranes comunes (ver foto), 7 charrancitos (ver fotos), 13 charranes patinegros, y nuestra amiga Hiperbórea. Al subir la marea de tarde, había la mitad de las aves. Pero todo el día el trasiego de bichos fue contínuo.



De otras aves, había una gaviota sombría con mucho desgaste (ver foto), una urraca echa polvo (ver foto de Ángeles), y Dani detecta un zarcero cantando en Recastrón.



Como cosa curiosa, un vuelvepiedras defendía un muil muerto frente a otro vuelvepiedras y un correlimos tridáctilo que querían carroñear (ver fotos).







Cambiando de tema, hoy festivo la vecina empresa Ferroastur estaba soltando mierda por la chimenea, como es de costumbre. Desde el Colectivo Ecologista de Avilés denunciamos muchas veces a esta empresa, pero cuando vienen del Principao a medir gases, rápidamente enmascaran el asunto y ese día todo sale correcto. pero llegan los festivos, con nocturnidad y alevosía, y toda la mierda sale impunemente. Así, los vecinos de Llodero no sólo tienen que aguantar el fedor de la depuradora (hoy olía que tiraba p´atrás), sino que la contaminación de Ferroastur les queme las plantas de sus fincas.


 
Site Meter