paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

domingo, julio 14

Sorpresa en Zeluán: apareció una gaviota cana adulta (ver foto). Es muy raro ver este plumaje estival por nuestras latitudes (1ª vez aquí).













Llevamos 33 familias de azulones (récord en la ría) y 13 de gallinetas. Entre los patos registramos una
curiosidad: un pollo albino. Es la primera vez que veo un azulón silvestre blanco. Como a está madre le vimos sólo un pollo (de unas dos semanas de edad), es posible que tuviese también albina el resto de su pollada y sólo le haya sobrevivido uno.


Entre las familias que crían en la charca de Zeluán, todos los años alguna sale de allí y se marcha por la ría, como registró Fran con F20 esta semana (ver foto suya).








Registramos una nueva especie de pez en el estuario avilesino: el lenguao. Sobre el tema de las nuevas especies en la ría, un periódico sacó un refrito de verano: LNE.
  
Llegan los primeros juveniles de garceta (ver foto de Fran) y de archibebe común (ver foto de Iván).

















Los andarríos chicos que pasan estos días son adultos (ver foto de Iván). Los juveniles no llegarán hasta la segunda mitad de este mes.





Llegó el primer archibebe claro, que es posible que sea de los invernantes.



La gran mayoría de las agujas colinegras que vemos pertenecen a la subespecie islandesa, pero a veces
aparece alguna de la raza nominal, como la que hay estos días (ver foto).

Llegó la reidora polaca del año pasao (ver foto de Iván). Entre las gaviotas cabecinegras hay un adulto con metálica que Iván consiguió leer (ver foto).















Unas imágenes de plumajes de cabecinegras inmaduras (ver fotos). Es raro que las aves de 1º verano consigan una cabeza como la del adulto, pero alguna vez se ve alguna así (ver foto de Iván).
















Sigue por aquí la hembra de somormujo lavanco (ver foto de Fran).












Problemas con veraneantes. Quizás debido a que este año pusieron peajes para entrar en las playas de la comarca, hay más bañístas que nunca en Zeluán (Jorge contó un día medio centenar). Esto trae consigo los típicos problemas de paseantes que espantan y perros sueltos.

A esto se une otro problema de otros años: la limpieza semanal de las playas que hace Cogersa retira hasta las algas que traen las mareas. Ya dimos el toque a Cogersa para que evite quitarlas, ya que son el hábitat para miles de pulgas e insectos, que son la dieta para muchas aves, no sólo acuáticas. Así, hoy un grupín de golondrinas daba sucesivas pasadas sobre la reciente línea de marea para comer moscas. Ya se sabe que los veraneantes se quejan de las algas, pero no tenemos la culpa de su falta de educación ambiental, y menos en un espacio protegido.
 
Site Meter