paxaros-en-la-ria-de-aviles

Blog dedicado a difundir las aves de la Ría de Avilés (Asturies, España), realizado por el Grupu d´Ornitoloxía Mavea

lunes, julio 20

Sigue flojín el paso postnupcial. Llegan algunas garzas reales jóvenes (ver foto). Ya son 5 los archibebes
claros. Comienzan a llegar andarríos chicos. Vemos un bandín de 4 gaviotas cabecinegras adultas. Y aparece el primer pollo volantón de gaviota patiamarilla del entorno, pedigüeño como es normal (ver foto).








Siguen por aquí 1 cormorán grande joven (que lleva un mes), una garceta inmadura (un mes y medio) y una gaviota sombría inmadura (dos meses y medio, ver foto).

El somormujo lavanco ya lo consideramos residente. Últimamente hay un par de adultos (ver foto).







Por la cola del estuario hay una pareja de ánades frisos, sin pinta de reproducirse. Comienzan a verse azulones en plumaje casi nupcial (ver foto), pero no son adultos (que están en eclipse) sino jóvenes mudando
a su primer plumaje nupcial.
Estos días hay mareas vivías y el agua pasa la escollera que hicieron en El Estrellín, con lo cual le da vida a la charca con salicornias (ver fotos).
Roberto Menéndez nos envía fotos del tiburón peregrino que hubo hace un mes en la vecina bahía de Salinas.








Todos los años en primavera y verano nos llama mucha gente para recoger pollos que caen de los nidos,
como el gorrión de las fotos anexas. Siempre decimos que lo primero es dejar el pollo en el mismo sitio pero elevado, para evitar que lo cojan gatos o ratas, e intentar que lo localicen los padres y lo ceben. Si al pasar un tiempo nadie lo atiende, entonces es cuando hay que actuar: se llama al 112 para que vengan guardas medioambientales o agentes del Seprona a recogerlo. Pero hay ciertos bichos corrientes, llamados incluso plagas, como gaviotas, gorriones o palomas, que nadie (o casi) quiere y por mucho que llames no vendrán a por ellos. En Mavea tenemos la suerte de tener al compañero Xuanín, que se dedica desde hace muchos años a salvar, cuidar y después liberar a estas aves.















P´acabar un desastre ambiental, típico de depredadores estivales sin escrúpulos: arrasaron con las ostras en
la ensenada de Llodero y zonas cercanas (ver foto). Hay varios desaprensivos que arrancan la mayoría de los moluscos que viven en la ría para venderlos por los bares (con el peligro sanitario que encierra), pero hasta ahora no habíamos visto que fuesen a por ostras. 
 
Site Meter